Madera y medio ambiente / Proteger la madera

¿Es posible tener maderas durables y amigables con el medio ambiente?

maderas durables

Este es uno de los mayores dilemas a los que nos enfrentamos actualmente: ¿Es posible tener maderas durables y amigables con el medio ambiente y la salud? El tratamiento de la madera debe buscar la mayor durabilidad posible, con el menor daño sobre el medio ambiente y la salud.

Es importante tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Mínimo mantenimiento a lo largo de la vida útil de la madera
  • Máxima presentación en el terminado de la madera
  • Mínimo impacto sobre la salud y el medio ambiente

En ese orden de ideas, si queremos alcanzar dichos objetivos nuestro primer paso se debe orientar a encontrar la madera más adecuada para nuestro proyecto.  Podemos decir que existe un tipo de madera para cada necesidad. Les recomendamos revisar el siguiente artículo publicado en infoMaderas.com sobre los diferentes tipos de madera:

Tipos de madera

El siguiente paso consiste en escoger solamente los productos de mayor calidad para la protección y terminado de la madera. Es importante que al tomar esta decisión, no lo hagamos guiados solamente por el menor precio de los productos o por el terminado que queramos aplicar.

Debemos estar seguros de que la madera no sólo estará protegida contra los diferentes factores ambientales y biológicos, sino que ella no representará un riesgo para el medio ambiente o la salud.

Es conveniente saber que en el mercado existen productos para la protección de la madera que contienen componentes tóxicos para el ser humano y que han sido declarados como potencialmente dañinos para el medio ambiente. Así, por ejemplo, dentro de la línea de inmunizantes más económicos y de mayor consumo encontramos productos que contienen arsénico.

El arsénico es un poderoso veneno que se conoce desde la antigüedad, pero no fue sino hasta principios del siglo XX que se comenzó a utilizar para inmunizar la madera. En la actualidad los productos que se emplean para este propósito y que contienen arsénico se encuentran en el mercado catalogados con la sigla CCA.

CCA, es un pesticida compuesto de cobre arsénico cromático, que se ha empleado durante décadas para proteger madera con presión para prevenir su pudrición y los ataques de insectos. En este tipo de productos el cromo es un fijador, mientras que el cobre actúa contra los hongos y las bacterias, además es la sustancia que confiere el color verde a la madera tratada. El arsénico es el componente principal y actúa sobre los insectos, principalmente las termitas, y sobre los perforadores marinos como moluscos y crustáceos.

Según estudios realizados en los Estado Unidos, Canadá y la Unión Europea, se ha encontrado que los químicos de la madera tratada pueden filtrarse a la tierra y contaminar los suelos.

Aunque las cantidades de arsénico que se desprenden de la madera no son muy grandes, sí se ha encontrado que pueden ser mayores a las que se encuentran en su estado natural. Los estudios demostraron que si la madera tratada se somete al calor, los vapores que se desprenden llevan altas concentraciones de arsénico.

Igualmente, el arsénico puede filtrarse de la madera tratada al suelo, dejando residuos sobre su superficie y a su alrededor. En esa situación el arsénico se convierte en un peligro particularmente para los seres humanos y mascotas.

Los niños, por ejemplo, pueden entrar en contracto con este tóxico al jugar sobre superficies de madera contaminada. El tóxico puede afectarlos cuando ellos se meten sus manos en la boca, o si ingieren alimentos o bebidas sin lavarse previamente las manos.

Precisamente por los riesgos que ofrece el CCA, los Estados Unidos y la Unión Europea han impuesto fuertes límites a su uso. Las autoridades ambientales en los Estados Unidos, por ejemplo, desde 2003 han prohibido el uso de arsénico en maderas que se vayan a usar en proyectos para jardines, cercas residenciales, caminos entablados y juegos para niños.

Por lo anteriormente expuesto, es recomendable que a la hora de comprar tanto madera inmunizada, como productos para la protección de la madera compruebe que ellos no contengan CCA. Por su salud, la de su familia y la del medio ambiente, compre solamente productos que cumplan con las normas internacionales.

Podemos concluir que la protección de la madera es un asunto de vital importancia y que los productos que utilicemos para que nuestras maderas sean durables y seguras deben ser cuidadosamente seleccionados.

Tags: , ,

Deje un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*