Proteger la madera

Factores climáticos que deterioran la madera

Factores climáticos

En la presente entrada hablaremos sobre los  factores climáticos que deterioran la madera y exploraremos cuáles son los daños que ellos causan. Los factores climáticos que más deterioran la madera son la luz solar (ultravioleta e infrarroja), la humedad en el ambiente y el fuego.

 

Los invitamos a leer nuestros artículos relacionados con la protección de la madera en los siguientes enlaces:

¿Cómo saber si la madera ha sido atacada por agentes biológicos?

A continuación desarrollaremos los tres factores climáticos que más deterioran la madera:

Luz solar:

En primer lugar, hablaremos de cómo la luz solar estropea la madera y de los efectos tanto de la luz ultravioleta, como del espectro infrarrojo.

Luz ultravioleta: Afecta directamente la celulosa de la madera causándole la pérdida de su color original. La decoloración depende de que tan expuesta haya estado la madera a la luz.

El deterioro se hace mas evidente entre el primero y el séptimo año.  Después de dicho periodo, la degradación ya no aumenta. Por otro lado, la luz tiene un mayor impacto en la albura (capa exterior), que en el duramen (capa interna de la madera). Estos daños se acentúan si al mismo tiempo la madera esta expuesta a la humedad y la lluvia.

Espectro infrarrojo: Estos rayos resecan la madera abriéndole grietas. Entre más esté expuesta la madera al sol, mayor será el daño que se ocasiona por el espectro infrarrojo del sol. Las maderas de coloración más oscura sufren más daños que las claras.

Las grietas no sólo dañan estructuralmente la madera, sino que también permiten que entre la humedad. Esto puede llevar a que aparezcan hongos que terminan de descomponer la madera.

Humedad en el ambiente:

Este factor varía mucho según el lugar donde esté instalada la madera y la cantidad de sol y agua que reciba. Por ejemplo, en lugares húmedos y lluviosos, la madera tiende a dilatarse. En este caso los mayores daños se producen en la parte interna de la madera, y esta a su vez va presionando hacia afuera, causando que las capas superficiales se descompongan. En lugares secos, ocurre todo lo contrario, es decir que se contrae y produce agrietamiento.

Además, si la madera mantiene una humedad superior al 20%, está expuesta a la proliferación de diferente tipos de hongos.

El fuego:

Este factor es tal vez el más dañino de todos y casi ningún material, incluida la madera, puede soportar indefinidamente sus daños. Hay tres factores fundamentales que determinan que tan tolerante es la madera al fuego y ellos son: espesor de la pieza, contenido de agua y densidad.

Por otro lado, a medida que se vaya incrementando la temperatura, los daños en la madera se van haciendo más evidentes. En la siguiente tabla vemos la relación existente entre temperatura del fuego y el daño ocasionado en la madera.

Temperatura en grados centígrados Daños
 Menor a 100 grados Se evapora el agua de la madera.
 100 – 275 Expulsión de gases de la madera: algunos combustibles y otros no. La madera adquiere un color café oscuro.
 350 Baja la emisión de gases, pero todos los gases que emite son combustibles.
 Mayores a 450 La madera comienza a volverse carbón.

A la hora de construir o utilizar madera en exteriores, hay que tener en cuenta los Factores climáticos que deterioran la madera. En general las maderas más resistentes son las duras tropicales. Además, es importante utilizar productos que ayuden a prevenir las secuelas de estos factores sobre la madera.

No olviden dejar sus comentarios y sugerencias.

Tags: , , , ,

10 Comentarios

  1. Pingback: Cómo barnizar una puerta - Zona Herramientas

  2. Pingback: Recomendaciones para instalaciones de nuestros pisos - Pisos laminados, de madera y PVC

  3. Juliloversforever says:

    Holii Juli soy fan tuyoooooooo

  4. holi como estas

  5. jose lagos says:

    muy interesante.

Deje un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*