Tendencias

La madera en construcciones medievales

Numerosas iglesias alrededor del mundo contienen en su arquitectura piezas estructurales o detalles decorativos elaborados y tallados en madera.

Este material cálido y acogedor imprime un toque de solemnidad a estas construcciones, muchas de las cuales datan de cientos de años atrás.

En épocas remotas extensos bosques pululaban por toda Europa, en el norte y en los Alpes predominaban las coníferas, mientras que Francia, Europa central y Gran Bretaña eran ricas en altos y macizos robles aptos para la construcción.

En los comienzos del siglo XI se acuñó el término noruego Stavkivke, que traduce al español, Duela, para designar los templos cristianos medievales construidos totalmente en madera. En la actualidad alrededor de 25 de las más de seiscientas iglesias construidas bajo este concepto, permanecen en pie conservando todo su esplendor e imponencia. Noruega, Suecia y Polonia son las poseedoras de estas edificaciones que cuentan con alrededor de 800 años.

La construcción más representativa de este tipo de arquitectura es la Iglesia de Borgund ubicada en Sogn og Fjordane al oeste de Noruega. Fue construida alrededor de 1180 en un país donde la tradición Vikinga y de adoración a los dioses era historia reciente. Fue consagrada a San Andrés.

Borgund

Para su construcción se usó madera de coníferas; la base de la edificación fueron cuatros postes, soleras y troncos hendidos longitudinalmente por la mitad tipo duela sujetados unos a otros mediante jabalcones. Las vigas y cruces de San Andrés sujetan el techo, distribuido en un escalonamiento de seis tejados. Para la unión de las piezas se usaron cuñas, clavijas y ensambles; el clavo se conocería tiempo después. Al interior de la iglesia se encuentran cuidadosas tallas en madera de símbolos cristianos.

En los ápices del techo escalonado reposan 4 tallas de cabezas de dragones, símbolo Vikingo utilizado en la proa de sus embarcaciones, contrastados con cruces en los demás ápices.

La madera de la iglesia ha soportado las inclemencias del clima por más de 800 años y con pocas intervenciones de restauración, aún conserva su majestuosidad. Hay muchos elementos originales del medioevo, otros restaurados o añadidos en siglos posteriores como el púlpito construido en 1.560 aproximadamente. Durante la reforma protestante fue retirado un crucifijo medieval de madera.

En la actualidad la iglesia funciona como museo, dejando a todos los turistas maravillados, además, por su ubicación en un paraje topográficamente privilegiado de Noruega.

Estas son las cosas que nos recuerdan la grandeza de la madera, este material vital que nos a acompañado a lo largo del desarrollo de la historia de la humanidad en actividades domésticas, industriales, artísticas, entre muchas otras.

Esperamos que la madera en construcciones medievales haya sido de su interés, recuerde enviarnos sus comentarios y sugerencias.

Tags: , , , , , , , , , , ,

Deje un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*