Tendencias

Profilan reconstruyendo la historia de Salamina, Caldas

En las imponentes montañas de la cordillera central, en el departamento de Caldas, reposa el acogedor municipio de Salamina. Como detenido en la mitad del siglo XIX,  su arquitectura aún hace eco de la colonización antioqueña a manos de hombres pujantes que luego se dieron paso entre las montañas para esculpir con su nervio el conocido Eje cafetero o Paisaje cultural cafetero.

10656252_807480732615583_1455603565_n

Su armonioso conjunto arquitectónico y su estado de conservación le han otorgado el orgullo de ser pueblo Patrimonio de Colombia, que conjugado con sus gentes y el hermoso paisaje, lo hacen un nicho cultural y turístico único dentro de la cultura cafetera.

En sus tierras más bajas se cultiva café y se produce panela con costumbres y prácticas artesanales de más de 150 años que aún persisten de la mano de los campesinos locales.

Parajes como la Samaria ofrecen a los visitantes y locales alternativas de naturaleza, paisajismo y ecoturismo donde se puede apreciar el esplendor del árbol nacional de Colombia, la palma de cera.

Y para acoger a quienes se dan el gusto de disfrutar las gracias que ofrece Salamina, está el Hotel Boutique la Casa de Lola García, dispuesto en una casa de más de 140 años que representa la arquitectura vernácula local armonizada con elementos modernos, propios de las adecuaciones que ha tenido para prestar servicios de alojamiento de alto nivel; la arquitectura antioqueña, el art nouveau y la casa española están inmersos en cada espacio de esta casa.

10653985_807480729282250_1273633807_n

Una casa con historia y nombre propio. La casa fue construida por la familia Angel, sin embargo a principios de los años 20 fue adquirida por Dolores García, quien durante sesenta años impregnó  en ella un especial calor de hogar. Por los treinta años siguientes la casa perteneció a otra familia, hasta que hace tres años los descendientes de Dolores la recuperaron y trabajaron en ella para devolverle ese calor de hogar, concepto y energía que buscan recrear para hacer sentir como en casa a sus huéspedes.

La restauración de la casa comenzó en 2010 y el proceso duró dos años. Las maderas en las que se funda y las utilizadas para restaurarla como cedro negro y colorado ,chanul, guayacán , algarrobo, teka, entre otras fueron tratadas con Profilan Teoma color nogal por su naturalidad, durabilidad  y acabado natural que permite que la madera pueda respirar y conservar su veta natural, además de brindarle la protección necesaria para hacerla duradera en el tiempo.

10656624_807573209273002_804585230_n

La Casa de Lola García es una pieza única, producto del ingenio familiar y del respeto y conocimiento de la arquitectura local como elemento de identidad dentro de la idiosincrasia salamineña.

Su estilo proviene de cada suceso histórico que aconteció en el pasado de su gente, incluso de los tiempos modernos de quienes han tenido la posibilidad de salir y regresar al municipio para retomar los códigos familiares y locales.

Sobria y elegante, esta casa deja que sea la arquitectura el principal personaje y respira a través de paredes blancas vacías con algunos elementos decorativos como mobiliario de época recuperado en el municipio por la familia.

El barro , la tierra , la madera , la cal y la piedra son los elementos preponderantes , los cuales le dan un aspecto visceral y orgánico a la casa y que a su vez permiten entenderla e interpretarla mejor.

10588732_807573199273003_1589342902_n

Durante las excavaciones para su transformación, se halló en lo que se conoce como solar, en una antigua tumba subterránea, El niño de piedra, una especie de sarcófago precolombino, un baúl de dos piezas hecho en piedra de rio.  Se encuentra exhibido en el salón principal donde se conjuga el pasado ancestral, la memoria del colono y la vigencia de las actuales generaciones que quieren reescribir la historia de este imponente pueblo.

Tags: , , , , , , ,

Deje un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*