Tendencias

Restaurando un tesoro nacional: el puente de occidente

Una de las construcciones más emblemáticas de Antioquia y de Colombia se transforma y en la actualidad se está restaurando un tesoro nacional: el puente de occidente, esta estructura que fue diseñada por el arquitecto José María Villa y que fue inaugurada por el gobernador de la época hace casi 120 años.

VRestrepo_puente_occidente_02

Este puente colgante construido con madera y que en su época fue el más largo de Suramérica, cruza por encima del río Cauca y conecta a los municipios de Olaya con Santa fe de Antioquia en el occidente de Antioquia y que a su vez une las cordilleras central y occidental y además por allí se inició la carretera hacia el mar.

El señor Sinforiano Villa Vergara oriundo del municipio de Sopetrán alguna vez le comentó a su esposa en los 1800s que le gustaría que alguien construyera un puente que uniera las dos orillas del río Cauca y aunque en aquella época no había mucho transporte de donde escoger, el señor afirmaba que lo hicieran únicamente para que los transeúntes pasaran vegetales de un lado a otro. En diciembre de 1887 bajó el mando del coronel Marceliano Vélez, se inició la construcción de una de las obras de ingeniería más maravillosas que se hayan hecho en Colombia y justamente el arquitecto y constructor fue José María Villa, el hijo del viejo soñador que deseaba ver un puente que uniera las dos orillas de uno de los principales ríos de nuestro país.

El puente de occidente que tiene una longitud de 291 metros fue construido de la siguiente manera, la estructura cuenta con 4 torres piramidales, dos ubicadas a cada lado del río las cuales son las encargadas de sostener los cables de acero que fueron traídos de Inglaterra y de las cuales están suspendidas las péndolas que mantienen la estructura de madera. Para la construcción de esta obra se contó con el apoyo de 400 obreros de los municipios aledaños a Santa fe de Antioquia, el jefe de la obra José María Villa afirmó que tuvo muchísimos inconvenientes durante el proceso de la obra, aspectos como el clima, la falta de materiales y de dinero y las múltiples críticas que recibió de personas que lo tildaban de loco y que aseguraban que el puente no iría a resistir.

VRestrepo_puente_occidente_01

A finales de 1894 cuando la obra estaba casi lista, al ilustre arquitecto de Sopetrán se le ocurrió una idea para demostrar que su puente resistiría muchísimo peso y que estaría a la altura de las circunstancias; decidió junto a los ganaderos de la zona traer 400 novillos para que pasaran por encima del puente y le dieran la razón, el experimento fue todo un éxito y con este ejemplo demostró que el puente había sido construido de la mejor manera y con la certeza de que era seguro para todos los colombianos.

Finalmente el 27 de diciembre de 1895 se inauguró el Puente de Occidente, que contó con la participación del gobernador, el arquitecto, la banda de guerra y toda la gente de familias pudientes de Antioquia; esta obra contribuyó con el desarrollo del departamento y el país.

El hombre que pensó, diseño y finalmente construyó esta obra fue José María Villa quien nació en el municipio de Sopetrán en 1850, desde muy joven se destacó por encima de sus compañeros, fue profesor de la recién creada Escuela de Artes y Oficios por el general Pedro Justo Berrío e hicieron una buena amistad, a raíz de esto el arquitecto logró conseguir una beca para estudiar en Stevens Institute of Technology de New Jersey donde obtuvo en 1878 el título de ingeniero mecánico. Fue catalogado como uno de los mejores estudiantes y lo demostró con creces, pues después de graduado colaboró con el diseño y construcción del puente Brooklyn, sobre el East River de Nueva York. Este ilustre antioqueño falleció en 1913 pero dejó un gran legado en la construcción y arquitectura de Colombia.

Desde abril del presente año se le está realizando la restauración al puente de occidente, todo el tablero de maderas fue nuevamente construido y se utilizó madera choibá, traída desde el Chocó y que como afirman algunos trabajadores de la obra, es tan pesada que parece acero y tiene una alta densidad, 850 kilogramos por metro cúbico.  Para proteger esta madera de la humedad, rayos UV y el constante paso de vehículos y personas, se está utilizando los productos alemanes especializados en protección y decoración de maderas a la intemperie, Profilan. Esta marca que ya ha sido utilizada en otras obras emblemáticas como la estación del ferrocarril de Antioquia, La casa Museo Ditaires en el municipio de Itagüí, el Archivo histórico de Medellín, entre otras y en construcciones modernas como los diferentes decks con los que cuenta el edificio principal de Bancolombia, la caja de madera en el Centro de convenciones y exposiciones Plaza Mayor en Medellín y la Ciudad Empresarial Sarmiento Angulo en Bogotá.

 

Tags: , , , , , , , , ,

Deje un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*